De profesionista con doctorado a ama de casa

Algunas mujeres que son madres y tienen un trabajo remunerado fuera de casa se sienten ofendidas con términos tales como”mamá de tiempo completo”. De la misma manera, otras pueden molestarse con la distinción entre “madres que trabajan y madres que no”. Para mí, lo que está en el fondo de estos términos y estas distinciones es el descrédito de las mismas mujeres –por supuesto, no de todas– hacia las labores relacionadas con el hogar y la crianza de los hijos.

Al respecto, me parece muy ilustrativa una imagen que publicaron en un diario en ocasión al día de la mujer. La imagen mostraba a una mujer delgada, bien vestida y con labios pintados que sostenía, con una mano, una serie de globos con artículos de oficina y, con la otra, otra serie de globos con artículos relacionados con la casa y los hijos. ¡Menuda liberación femenina!, pensé: Ahora, para aspirar a una imagen de éxito ya no sólo basta con tener la casa limpia y ordenada, los hijos pulcros y bien educados, mantenerse delgada y bella, sino que es necesario además tener un buen puesto en alguna organización y un sueldo asegurado. A ello hay que sumarle, por si fuera poco, tener tiempo para hacer ejercicio y salir con las amigas regularmente, porque hay que darse tiempo para una misma.

Así, si una mujer llega a cierta edad soltera y sin hijos, aunque corra maratones y viva holgadamente, seguro que constamente se verá cuestionada sobre el matrimonio o la maternidad. De otra parte, si una mujer decide dejar su carrera profesional para dedicarse a sus hijos, igualmente se topará con cuestionamientos. En efecto, si un tiempo era mal visto que una mujer pensara en estudiar y trabajar, ahora parece que está mal visto que una mujer, sobre todo si tiene una carrera profesional, piense dedicarse exclusivamente a su hogar.

Recientemente terminé mi doctorado –¡Sí! ¡Logré mi meta, amamantando libremente y todo!– y por diversos motivos decidí posponer una búsqueda de empleo formal y sigo trabajando desde casa. Así que ya me tocó escuchar la frase que uso como título de esta entrada, y no precisamente como un cumplido. Lo más triste es que la escuché de una mujer que es, precisamente, ama de casa.

Si un ascenso laboral significa mayor responsabilidad, ¿por qué este cambio no es percibido como un ascenso? ¿Acaso criar a un hijo no es un trabajo con un impacto social altísimo? ¿Por qué una tarea parece ser importante sólo si puede medirse en términos financieros?

El poco crédito que suele darse a quienes se dedican a la casa y a los hijos se da tanto para hombres como para mujeres. Conozco también casos de hombres que trabajan o han trabajado, con remuneración o no, desde casa, y tampoco reciben mayor aprobación o menos cuestionamientos. ¿Por qué, entonces, tal descrédito al cuidado de un hogar?

Creo sinceramente que no trabajan más aquellos que salen de casa ni los que nos quedamos. Creo, más bien, que deberíamos ampliar nuestro concepto del trabajo y del éxito, y empezar a ver que hay muchísimas maneras –y no sólo una o dos– de formar un hogar y de ser feliz.

 

12 thoughts on “De profesionista con doctorado a ama de casa

  1. Pienso exactamente igual que tu, al igual que durante la “pre liberacion femenina” a las mujeres se les ensañaba que lo unico que importaba era tener hijos y conseguir un marido, ahora se les enseña necesitan de una carrera y un buen puesto de lo contrario su valor en esta sociedad es nulo. Mi pregunta es, porque alguien tiene que decirte como ser una madre o peor aun como ser una mujer? Creo que jamas debe educarse/criar a un hijo de acuerdo a la moda o tendencia de la epoca en la que se vive (descubrimiento psiquiatrico a, metodo x, derecho de la mujer b) para muestra basta un boton: A la fecha no existe una alternativa que brinde los mismo beneficios a un bebe que los de la leche materna, ni algo que pueda brindar el lazo afectivo que crea el contacto piel a piel con el bebe. Quitarnos el estigma de que ser un ama de casa es ser una ignorante y un fracaso, ya que (en mi caso al menos) darle una buena eduacion a un hijo es un trabajo y un sacrificio mayor al sentarse 8 horas en una oficina para “superarte” en una empresa en la que en 5 años ya no te necesitara. La verdadera liberacion femenina debe ser de los cliches y dogmas sociales, olvidarnos de politica, olvidarnos de historia y simplemente hacer feliz a nuestros hijos como mejor lo creamos conveniente.

    • 100% de acuerdo contigo. La ignorancia esta en las personas que no logran entender el significado de ama de casa. Soy profesional y en varias oportunidades amistades y familiares han cuestionado mi dedicación al hogar y a mis hijos, es agotador pero tiene su recompensa. Que estudié para nada. Aunque no es fácil depender económicamente de tu esposo me siento feliz de poder atender y cuidar de mis hijos principalmente y tener tiempo para dedicarme a hacer cosas que en realidad me gustan y me llenan como ser humano.

  2. Concuerdo con Alfonso, la liberación femenina demanda no una potencialización de todo lo que se nos ha exigido como mujeres, adicionando el éxito profesional o económico. La liberación de una mujer debe ser de toda aquella etiqueta, imagen, ideal o icono ejemplar que se le ha impuesto como lo que “debe” buscar o ser. Hay un problema con la definición de “lo femenino”. La sola frase suele remitirnos a una serie de ideas, objetos y actitudes arbitrarias que en realidad no definen a ninguna mujer. Más bien la cosifican y la acostumbran a pensar que se debe hablar, caminar, lucir, trabajar o amar de cierta forma. Los cuestionamientos a lo que una mujer haga o deje de hacer, a lo que dedique su energía y su tiempo, no van a dejar de existir sino hasta que quede claro que las mujeres tienen la libertad de empeñarlos en lo que le venga en gana y como mejor le parezca. Así como Xitlally, que decidió quedarse en casa cuidando de su hijo y de su hogar sin, por ello, dejar de prepararse o de ser una profesionista con doctorado, así cualquier mujer puede decidir lo que es mejor para ella y para su vida, no para la de los demás.

  3. Uff, que identificada me siento. Cuestionada por los padres y las amigas.
    Justo cuando decidi renunciar me han ofrecido un ascenso laboral. Contenta y agradecida renuncie por mi bebé. Estoy feliz sin duda; pero he comprendido lo sola q se vive la maternidad en estos días.
    Imposible satisfacer todas las expectativas. 🙂

  4. yo considero que hagas con lo que te sientas bien y asi, tu familia estara bien, por que estas en un equilibrio, despues de todo no nos mandaron a tener riquezas si no a vivir por que todos estamos por tiempo.
    yo por muchos años, le entregue mi vida al trabajo y realmente no eres indispensable pero en la familia todos somos indispensables.
    cuando ves sonreir a tu hijo, te das cuenta que algo estas haciendo bien y en el trabajo si tu jefe te sonrie no sabes si se esta burlando de ti o te quiere despedir.

  5. En mi caso que les puedo decir, soy una mujer joven aún no tengo hijos y voy empezando una vida con mi pareja, mi caso fue que siempre nos hemos apoyado, él recibió una propuesta de trabajo en otro país en el que mi situación migratoria no me permite trabajar, voy empezando mi vida como “ama de casa”, y aunque apenas llevo unas semanas así, ha sido tan difícil desprenderse de los estigmas. Abandone un trabajo envidiado, hace dos años termine una maestría, sin embargo soy feliz así, por que así lo decidí, la única intranquilidad en mi vida llega cuando te cuestionan por haber decido no trabajar en un tiempo, siempre me he considerado una persona de retos y alto desempeño en mi trabajo, pero también tengo prioridades y la uno es ser feliz, decidí ser feliz así, es difícil no hacer caso de los comentarios de los demás y de las caras de incredulidad. Por fortuna estoy con un hombre que me apoya en todo y es muy conciente de la realidad de los dos y de lo que implico para mi este cambio. Ahora lo único que me queda es ser feliz y vivir el ahora, el mañana me dirá si he de regresar en algún momento.

  6. AMAS DE CASA
    CONTINUAN DISCRIMINADAS

    Sólo amas de casa mayores de 55 años cobrarán pensión
    El subsidio no podrá ser menor a un salario mínimo, que ahora es de Bs F 799
    EL UNIVERSAL
    Jueves 24 de julio de 2008
    No todas las personas que se dedican exclusivamente a las labores del hogar podrán acceder a la pensión que prepara el Gobierno a través del Proyecto de Ley de Protección Social a las Amas de Casa.

    De acuerdo con el papel de trabajo que maneja la Asamblea Nacional, califican para la ayuda las mujeres que “hayan tenido como actividad exclusiva no remunerada el trabajo del hogar”, sean mayores de 55 años, no gocen de otro tipo de pensión o ayuda dineraria por parte del Estado y se afilien al Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS).
    El proyecto, que será sometido en poco tiempo a primera discusión en el Parlamento, indica que las pensiones “no podrán ser inferiores al salario mínimo, serán homologadas cada vez que éste sea aumentado y estarán sujetas a igualdad de tratos y condiciones en correspondencia con los lineamientos del IVSS”.
    Además de los trámites de inscripción ante el Seguro Social, cuando la normativa sea aprobada, las mujeres deberán realizar aportes mensuales equivalentes a 4% del salario mínimo -es decir, 31,96 bolívares fuertes-, mientras que el Estado hará una contribución al mes de 10% del sueldo básico -79,92 bolívares fuertes- por cada mujer que cotice estos recursos al IVSS, el cual manejará un fondo de pensiones especial para atender estos casos.
    Las amas de casa con edades comprendidas entre 55 y 60 años deberán acumular 520 aportes contributivos, cada uno equivalente a 4% del salario mínimo, para poder cobrar la pensión, mientras que aquellas que tienen entre 61 y 70 años de edad deberán aportar 260 contribuciones.
    Las amas de casa de dedicación exclusiva y no remunerada mayores a 71 años de edad quedarán exoneradas del pago de cotizaciones y pasarán a ser beneficiarias de la pensión directamente, según indica el Proyecto de Ley de Protección Social a las Amas de Casa.
    La normativa, adelantada por la Comisión de Familia, Mujer y Juventud de la AN, busca proteger a las mujeres con gran dependencia de sus familiares, así como aquéllas en estado de necesidad con más de tres hijos, que tengan alguna discapacidad o que sufran alguna adicción, entre otros asuntos. STP

    COMENTARIO
    Con el solo título se mantiene y deslumbra continuación discriminatoria en contra un sector de la población sobre el cual la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela les reconoce valor. Ciertamente, en los artículos 86, 87 y 88 que a manera de sumilla invocamos “Toda persona tiene derecho a la Seguridad Social como servicio público no lucrativo. Los Trabajadores y Trabajadores sean o no dependiente de patronos o patronas, disfrutaran ese derecho y cumplirán con los deberes de la Seguridad Social conforme a esta ley. El Trabajo del hogar es una actividad económica lucrativa que crea valor agregado y produce riqueza y bienestar. Las Amas de Casas tienen derecho a la Seguridad Social, de conformidad con esta ley.”
    En principio, la actividad del hogar no es exclusiva de la mujer muchos hombres por determinadas circunstancia cumplen ese rol en idénticas condiciones que la mujer; luego, debió considerarse la actividad del hogar como una postura genérica que correspondería definirla los hechos y razones que la acompañen (En las relaciones de trabajo prevalece la realidad, sobre las formas o apariencias). Tanto la mujer como el hombre en determinadas circunstancia ocupan el papel de Ama de Casa. “Todas las personas son iguales ante la ley y en consecuencia 1) No se permitirán discriminaciones fundadas en la raza, sexo o credo, la condición social o aquellas que, en general tengan por objeto o por resultado anular o menoscabar el reconocimiento, goce o ejercicio en condiciones de igualdad, de los derechos y libertades de toda persona. 2)……Omissis” La Seguridad Social no discrimina por ninguna de las razones establecidas en nuestra Carta Magna normadas en el artículo 21.
    Que debemos entender como Ama de Casa?
    Un ama de casa o una dueña de casa es, en la cultura occidental tradicional, la mujer que tiene como ocupación principal el trabajo en el hogar con quehaceres domésticos tales como: el cuidado de los hijos, la limpieza de la casa, la compra de víveres y otros artículos, la preparación de los alimentos, la administración parcial o total del presupuesto familiar, y un largo etcétera. Considerándose uno de los trabajos más demandantes hoy día.
    En la mayor parte de los casos este lugar lo ocupa la mujer (la esposa, en un matrimonio convencional compuesto por el hombre, la mujer y los hijos e hijas). 1 Del ama de casa se esperan tradicionalmente muchas cosas, pero sobre todo abnegación, cuyo significado es literalmente “negarse a sí mismas” en aras de la familia tradicional, especialmente para proteger a los hijos. Así pues, no es sorprendente que el feminismo cuestione fuertemente dicho rol tradicional del ama de casa, y busque cambiarlo.

    ¿QUÉ ES LA SEGURIDAD SOCIAL?
    La seguridad social es un conjunto de medidas que la sociedad proporciona a sus integrantes con la finalidad de evitar desequilibrios económicos y sociales que, de no resolverse, significarían la reducción o la pérdida de los ingresos a causa de contingencias como la enfermedad, los accidentes, la maternidad o el desempleo, entre otras.
    La forma más común de identificar la seguridad social es mediante las prestaciones y la asistencia médica, sin embargo, esas son solo algunas de las formas en las que se presenta en la vida cotidiana. En los hechos, la seguridad social también se encuentra en los actos solidarios e inclusivos de las personas hacia los demás, pues esos actos llevan en sí mismos la búsqueda del bienestar social.
    En la actualidad, existe un consenso internacional respecto a la consideración de la seguridad social como un derecho humano inalienable, producto de casi un siglo del trabajo mancomunado de organismos internacionales relevantes, como la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la Organización de las Naciones Unidas (ONU), e instituciones supranacionales, como la Asociación Internacional de Seguridad Social (AISS), la Organización Iberoamericana de Seguridad Social (OISS) y la Conferencia Interamericana de Seguridad Social (CISS).
    Por último, cabe señalar que la seguridad social es mencionada como un derecho en la Carta Internacional de Derechos Humanos, donde claramente se expresa: Artículo 22.- Toda persona, como miembro de la sociedad, tiene derecho a la seguridad social, y a obtener, mediante el esfuerzo nacional y la cooperación internacional, habida cuenta de la organización y los recursos de cada Estado, la satisfacción de los derechos económicos, sociales y culturales, indispensables a su dignidad y al libre desarrollo de su personalidad.
    ¿Qué debería persiguir la asistencia y reconocimiento a la actividad de Ama de Casa?
    En principio se denotaría el reconocimiento a la deuda social, no quedaría como consecuencia, en ningún caso, ilusa la intención de los constituyentistas, el impulso que agrega al bienestar familiar y a la solidez del hogar y en consecuencia a la familia que no dejara de reflejarse al resto de la sociedad.
    En segundo lugar, una altísima contribución en contrario a la paz y seguridad ciudadana, hombres y mujeres mejores atendidos y atendidas durante su proceso de crecimiento y formación de hogar haría disminuir indiscutiblemente la incidencia de problemas sociales en el ámbito comunitario; por lo que, sería una segunda condición positiva en la reconsideración del puntal de discriminación que contiene el proyecto presentado. Siendo así, el proyecto reconducido procuraría mayor seguridad ciudadana.
    El Estado en su obligación constitucional, procurara el financiamiento del proyecto de atención al o el Ama de Casa en concatenación con la otrora Seguridad Ciudadana. Visto las disposiciones que contiene el Código Civil Venezolano en atención a la conceptualización del matrimonio y reconociendo a su vez las uniones de hechos (Concubinatos) con los mismos derechos legales para las partes.
    Atendiendo el contenido del artículo 137 Capítulo XI De los Efectos del Matrimonio Sección I De los Deberes y Derechos de los Cónyuges Artículo 137.- Con el matrimonio el marido y la mujer adquieren los mismos derechos y asumen los mismos deberes. Del matrimonio deriva la obligación de los cónyuges de vivir juntos, guardarse fidelidad y socorrerse mutuamente. ..Omissis.
    Artículo 139.- El marido y la mujer están obligados a contribuir en la medida de los recursos de cada uno, al cuidado y mantenimiento del hogar común, y a las cargas y demás gastos matrimoniales. En esta misma forma ambos cónyuges deben asistirse recíprocamente en la satisfacción de sus necesidades. Esta obligación cesa para con el cónyuge que se separe del hogar sin justa causa.—Omissis.
    2º De la Comunidad de Bienes Artículo 148.- Entre marido y mujer, si no hubiere convención en contrario, son comunes, de por mitad, las ganancias o beneficios que se obtengan durante el matrimonio. Artículo 149.- Esta comunidad de los bienes gananciales comienza precisamente el día de la celebración del matrimonio; cualquiera estipulación contraria será nula.
    De los Bienes Propios de los Cónyuges Artículo 151.- Son bienes propios de los cónyuges los que pertenecen al marido y a la mujer al tiempo de contraer matrimonio, y los que durante éste adquieran por donación, herencia, legado o por cualquier otro título lucrativo. Son también propios los bienes derivados de las acciones naturales y la plusvalía de dichos bienes, los tesoros y bienes muebles abandonados que hallare alguno de los cónyuges, así como los vestidos, joyas y otros enseres u objetos de uso personal o exclusivo de la mujer o el marido. Artículo 152.- Se hacen propios del respectivo cónyuge los bienes adquiridos durante el matrimonio:…Omissis.
    Con las anteriores normas insertas dentro de nuestro Código Civil, pretendemos demostrar la condición cuasi-igualitaria de las partes intervinientes en el matrimonio sin dejar de lado las condiciones de igualdad que rigen para las uniones de hecho.
    Vale para el fin, las consideraciones de carácter religioso que asisten a la condición de asumir la institución matrimonial como “una sola carne” significa que así como nuestros cuerpos son un todo, y no pueden ser divididos en pedazos y aun así seguir siendo una unidad, de la misma manera Dios decidió que sucediera con la relación matrimonial. Ya no son más dos entidades (dos individuos), sino que ahora son una sola entidad (una pareja casada). Hay un número de aspectos en esta nueva unión. Génesis 2-21-24. POR ESTA RAZON EL HOMBRE DEJARA A SU PADRE Y A SU MADRE, Y LOS DOS SERAN UNA SOLA CARNE; por consiguiente, ya no son dos, sino una sola carne. Por tanto, lo que Dios ha unido, ningún hombre lo separe.…Génesis 2:24 Por tanto el hombre dejará a su padre y a su madre y se unirá a su mujer, y serán una sola carne. Marcos 10:9 Por tanto, lo que Dios ha unido, ningún hombre lo separe. 1 Corintios 6:16 ¿O no sabéis que el que se une a una ramera es un cuerpo con ella? Porque Él dice: LOS DOS VENDRAN A SER UNA SOLA CARNE.
    Es pertinente entonces conjugar los criterios humanos y bíblicos, para asentar o afirmar que la vinculación del têrmino Ama de Casa, proviene de la institución matrimonial como promotora de hogares, incluyendo dentro de su marco, las uniones de hecho, ahora bien, si la figura matrimonial de hecho y de derecho conjugan una institución de dos pero unitaria en su fondo, nada más justo que el Estado considere ciertamente y con fundados elementos que lo que genere una de la pareja matrimonial es parte del fondo único de las dos partes y así de esta manera, llegamos al conocimiento práctico que los aportes de una de la pareja matrimonial debe servir de igual manera y en idénticas condiciones a la otra parte, luego, podríamos concluir, que las cotizaciones generadas y cancelada por ser imperativo por una una de las dualidades deben servir de hecho y de derecho a la otra pareja, no se requiere ni debe por no ser justo que las dos partes por separado provea sus cotizaciones para lograr el beneficio vista que tales cotizaciones ya que fueron cancelada por uno de los conyugues y en consecuencia a las Ama de Casa, a la que han esperado en el hogar ejercitando su oficio, deberá reconocérsele en razón de la unidad de la institución matrimonial, el número de cotizaciones sufragadas por su conyugue para sostener el derecho a las pensiones pertinentes. No es justo el pago del doble tributo.
    Ahora, considerando la segunda gran importancia del oficio de Ama de Casa en concatenación al problema de la seguridad ciudadana y la atención primaria debida a la prole, es pertinente en consecuencia priorizar el matrimonio, insertando dentro de sus compromisos la educación de los hijos, con la práctica de valores morales, etc. De tal manera que la institución matrimonial en alto porcentaje juega papel de suma importancia en la creación y formación de ciudadanos útiles. Distraer a la pareja matrimonial de este compromiso con la sociedad en nada coadyuva a la paz social

    CRITICA AL PROYECTO DE LEY. Sobrevenidas por la información de prensa.
    EL UNIVERSAL
    Jueves 24 de julio de 2008

    1.- “La normativa, adelantada por la Comisión de Familia, Mujer y Juventud de la AN, busca proteger a las mujeres con gran dependencia de sus familiares, así como aquéllas en estado de necesidad con más de tres hijos, que tengan alguna discapacidad o que sufran alguna adicción, entre otros asuntos”. STP
    Objetivo desmarcado del espíritu, de la razón y propósito contenido en el artículo 88 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, comenzando, porque no asume la conceptualización de la condición de Ama de Casa y pretende generalizar el beneficio hacia los demás sectores de la población puntualmente hacia las mujeres todas “Con gran dependencia de sus familiares, con más de tres hijos, que tengan alguna necesidad o que sufran de alguna adicción, entre otros asuntos”. Discrimina, porque está orientada genéricamente hacia las mujeres en general obviando el grupo parlamentario responsable el objeto de la Misión Mujeres del Hogar creada para estos fines, así mismo, dejando de reconocer la misma actividad a semejanza ejercida por los hombres.
    Se desprende el proyecto anunciado de la unidad que debe existir y existe en la condición de matrimonio o uniones de hecho, se demuestran las consideraciones a esta institución existentes en nuestro Código Civil, con respecto a la conceptualización de la formal unión de parejas aunado a este concepto sostuvimos los criterios ancestrales que siempre han adornado la vida matrimonial, conjugándola en la esencial, una pareja que resuelve vivir en comunidad con la intención de procrear se convierte en una unidad en la que los pares asumen igualdad de derechos y obligaciones, siendo la más importante de las consideraciones la UNIDAD ECONOMICA, siendo así, la participación de cualesquiera de las parejas se convierte automáticamente en una participación para la unidad económica que habrá de alcanzar a la otra pareja, si una de las parejas aporta para el sostenimiento del hogar se habrá de entender como una participación para el grupo familiar y esencialmente soporte para la otra pareja, si una de las parejas aporta para las pensiones cualquiera sea su intención de disfrute se entenderá que en este aporte, está inmerso el de la otra pareja y si una de las parejas aporta para las pensiones o atención de asegurado (S.S.O.), tal aporte deberá cubrir la atención no solamente de la otra pareja sino de su grupo familiar (L.O.S.S.O.); siendo así, consideramos errónea la disposición que exige a la otra pareja, pago de cotizaciones, porque se le está imponiendo un doble tributo al núcleo hogar violentándose la concepción de UNIDA ECONOMICA.
    Las amas de casa con edades comprendidas entre 55 y 60 años deberán acumular 520 aportes contributivos, cada uno equivalente a 4% del salario mínimo, para poder cobrar la pensión, mientras que aquellas que tienen entre 61 y 70 años de edad deberán aportar 260 contribuciones. Las amas de casa de dedicación exclusiva y no remunerada mayores a 71 años de edad quedarán exoneradas del pago de cotizaciones y pasarán a ser beneficiarias de la pensión directamente, según indica el Proyecto de Ley de Protección Social a las Amas de Casa.
    No vincula para nada esta disposición, con la segunda intención que deberá contener como objeto el proyecto de ley, sostenemos que mientras más adelantado se reincorpore el padre o la madre a los oficios propios del hogar, se estaría atendiendo con mayor premura los asuntos relacionados con la prole y demás compromisos que conlleva el mantenimiento Del Hogar. Que no es menos importante para el objetivo que deba alcanzar el proyecto, de atención a las Ama de Casa, que tiene que ver con el aporte del conjunto hogar para coadyuvar a minimizar los asuntos relacionados con la seguridad pública, los estudios de opinión han demostrado como una de las causales de los desvíos infantiles y juveniles vienen sobrevenidos a una prematura separación de los padres de sus hijos, la pérdida del control u observación directa sobre la conducta de sus congéneres.
    Sostenemos que el proyecto deberá traspasar los márgenes establecidos para las pensiones de vejez, lo que tenemos por delante es una situación completamente distintas; los beneficiarios del proyecto se le deberá brindar la oportunidad de reinsertarse prontamente a los oficios del hogar sin perder sus derechos prestacionales, creemos que una edad propicia para sostener el proyecto y sus intenciones debería estar ´por el orden de los 40 años de edad para cualquiera de las parejas que se acoja a la Ley de Ama de Casa a esa edad, con un mínimo de cien (100) cotizaciones, aun aportadas por su pareja legitima, seria válida su opción de acogerse a la ley. Si es trabajador o trabajadora independiente o dependiente podrían elegir con plena libertad, si se reinserta al oficio del hogar, bajo la condición favorable, si es trabajadora dependiente se les habrá de cancelar sus prestaciones sociales como despido justificado, quedando sujeta a la pensión de Ama de Casa, que se perdería, si la beneficiaria o beneficiario se reinserta nuevamente al trabajo dependiente; ahora bien, si la beneficiaria o beneficiario opta, por continuar en sus labores independiente o dependiente, deberá entonces esperar a cubrir su periodo de edad y el número de cotizaciones exigidas para optar a la pensión de vejez. Pero en ningún caso podrá optar por las dos pensiones.
    Pablo Gerson Hernández
    Asesor Sindical

  7. En efecto, la desicion es muy individuall, cada persona, o cada mujer en este caso, debe decidir que la hace feliz.. nuestra sociedad actual ha creado una matriz tan negativa en relacion al trabajo del hogar, siendo icluso nosotras mismas quienes desprestigamos tan importante labor, realizando comentarios, como el que en alguna reunion escuche ” el ama de casa se embrutece” .. siendo tan mordaz, negativa e hiriente…al referirse a las mujeres que en algun momento hemos decidido dejar los laureles y el exito que nos proporcionaba una carrera profesional, por iniciar un viaje por demas maravilloso, el de criar a nuestros hijos felices…. porque las nuevas generaciones con crisis emocionales, depresiones, han nacido de otra generacion de madres modernas, todo terreno.. que mas que exitosas, han sido impulsoras numero uno de un uevo tipo de familia, las disfuncionales, esas en donde el matrimonio esta pasado de moda, y lo normal es criar a los hijos en guarderias, y tenerlos 25 horas en actividades extracurriculares, para al final de las jornadas diarias, darle las buenas noches, no a un HIJO.. sino a un niño al que hemos alimentado, y vestido, pero que al fin y al cabo sera un completo desconocido… asi que de ahora en mas no se sientan aludidas, no se frusten, y traten de hacer oidos sordos a las opiniones negativas e torno a este tema.. LA AMA DE CASA.. es no solo importante, es esencial para mantener el real concepto de FAMILIA, para criar hombres y mujeres de bien.. que a la postre lo reconocera la soiedad..

  8. Hasta hace poco yo tambien pensaba que una mujer que se quedaba en casa a ser mantenida por su esposo, sin mas aspiración que tener la cena lista a tiempo era una mujer mediocre o conformista. Pero la vida me ha dado la vuelta y estoy reflexionando sobre esto, porq de alguna manera todas hemos sido marcadas con el sello de la liberación femenina y que se espera de nosotras las mujeres. Yo soy fisioterapeuta, y mi ritmo de vida y nivel de esfuerzo que debo hacer en el trabajo provocaron que tyviera pérdida de mi embarazo de 9 semanas.. es lo mas doloroso y triste que me ha pasado, y me estoy cuestionando en muchos aspectos porque de que sirve esforzarme tanto para cumplir las expectativas de los demas y ganar algo de dinero, si lo que mas me importa es sentirme realizada como mujer y ser madre. Por ahora estoy frustrada y haciendo ajustes en mi vida para que no me vuelva a suceder esto. Ser ama de casa y atender a tus hijos es la bendición mas bella que se pueda tener, y contar con un esposo que te apoye y sea tu columna fuerte.

    • Te abrazo en la distancia, Alicia. Creo que hombres y mujeres padecemos esa falta de atención al cuerpo en aras de cumplir con ciertas expectativas. Lo más importante es que seas una mujer feliz. Puedes ser la mujer que tú quieras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *